Sandra

Traduccion Web y SEO

May 21, Posted by in Marketing de Contenido

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 Filament.io 0 Flares ×

La traducción de una página web va ligada al SEO, o al menos debe estarlo. La traducción de un  contenido en internet no debe ser sólo traducir palabra por palabra del idioma original al idioma meta, sino darle sentido y sobre todo hacerse valer de las herramientas SEO que son, las que muy probablemente asegurarán la correcta optimización de la página y su relevancia en los buscadores.

Para traducir deben tomarse en cuenta aspectos de diferente índole que pueden dividirse en dos: los gramáticos y de sentido y los que se hacen valer del SEO.

GRAMÁTICOS Y DE SENTIDO

Es primordial conocer el idioma en el que está escrito el texto original en su mayoría. Este punto es uno de los más difíciles porque conocer un idioma al cien por ciento es prácticamente imposible. Incluso una persona nativa, conocedora del idioma y con estudios puede tener dificultades o no conocer ciertos términos, por lo que la traducción puede no ser completamente fiel a la original.

A pesar de esto, la traducción debe ser fiel en el sentido de que no debe incluir o eliminar ideas completas o que cambien por completo el sentido del texto.

Debe tener sentido. El propósito de traducir un texto es que pueda ser comprendido por lectores que no hablen el idioma en que está escrito el texto. Por lo que de nada sirve una traducción si lo que se lee no se entiende. Cuando se utilizan términos o frases propias del idioma original difícilmente se podrán traducir claramente al español. Un claro ejemplo son los refranes propios de cada cultura. Si en el texto se incluye un refrán y la traducción literal no es propia del idioma meta lo más recomendable es que se sustituya por un refrán que transmita la misma idea pero con diferentes palabras. Por ejemplo:

Original: “Like father like son”

Traducción: “De tal palo tal astilla”

No debe ser una traducción directa. Una traducción directa es traducir palabra por palabra y esto solo ocasiona que el texto no se entienda, ya que la forma en la que se acomodan las palabras no siempre es la misma en la que se acomodan en otro idioma.

Cuidar la ortografía. Aunque éste debe ser un punto a cuidar en cualquier idioma, especialmente en un idioma como el español que contiene acentos y que la falta de uno de ellos puede hacer que cambie completamente el sentido del texto.

Evitar el uso de “usted”. En inglés los traductores automáticos traducen “you” por “usted” siendo que puede ser “tú”. Usar “tú” en la web es mucho más recomendable y hace sentir al lector más a gusto y relacionado con el texto que está leyendo.

Recurrir a ayuda. Si se desconoce algún término o no se tiene claro el sentido o significado de una oración, es preferible recurrir a ayuda, ya sea consultar diccionarios en línea o directamente con un nativo del idioma que pueda dar ejemplos o una definición más clara. Wordreference.com es una buena opción aunque hay muchos otros traductores que pueden ser de ayuda, pero recuerda que ningún traductor es mejor que un humano.

Tener en cuenta el contexto en el que se está hablando. Si se está traduciendo un texto sobre un tema político no será correcto utilizar términos vulgares, así que se debe buscar una expresión o palabra que exprese la misma idea de una manera más propia.

Contar con un conocimiento general. En diversos temas es común que se den ejemplos de otras situaciones que aparentemente nada tienen que ver con el tema original, pero que están relacionadas, por tanto, de nada servirá ser experto en el tema si se hace referencia a otro del cual se desconoce por completo, por lo que un traductor debe tener un amplio bagaje del mundo en general.

SEO

Optimizar. Para que un sitio incremente su posicionamiento en los buscadores debe optimizarse con ciertas técnicas y éste es uno de los objetivos principales del SEO.

Se debe optimizar:

Con palabras clave. La traducción web no es como cualquier otra traducción, se deben tener en cuenta las técnicas SEO, por lo que además de hacer la traducción correcta se deben incluir las palabras claves (keywords) adecuadas para asegurar el mejor resultado en los motores de búsqueda. Estas palabras claves deben ser hechas por un especialista SEO nativo, ya que una palabra clave puede conseguir un buen posicionamiento en un idioma y no ser así en otro.

Con metadatos. Además de optimizar el texto se debe traducir y optimizar el alt text de las imágenes y crear meta títulos (metatitles) y meta descripciones (metadescriptions) optimizadas, éstas harán más fácil que los buscadores identifiquen el texto.

Conclusión

Es recomendable que si se cuenta con un sitio web y se quiere llegar a otro mercado, se realice la traducción del sitio web y el contenido de éste, ya que las traducciones no se consideran como contenido duplicado, por lo que será más fácil posicionarse y aumentar la popularidad en la web de tu sitio.

Un traductor SEO no debe darle prioridad a un sólo  aspecto, ya sea a la traducción en si o al SEO, sino que debe unir ambas partes creando una traducción lo más fiel posible, natural, fácil de leer y comprensible, sin perder de vista la optimización y el uso de las palabras clave.

Google+

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 Filament.io 0 Flares ×

About Sandra Vazquez
Soy una persona con mente abierta y visión global. Debido a mi formación, siempre siento la necesidad de comunicar y transmitir un mensaje claro, objetivo e informativo y esto lo traslado a los contenidos y al marketing inbound. Mi objetivo es crear contenido de calidad pero sobre todo real. El SEO es una excelente forma de estar en constante aprendizaje y cambio continuo.

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 Filament.io 0 Flares ×
Contáctanos
contact